lunes, noviembre 30, 2015

VENGANZA DE SANDOKÁN, LA (Sandokan alla riscos) (Italia, Alemania del Oeste, 1964) Aventuras




Director: Luigi Capuano
---
Intérpretes PrincipalesRay Danton, Guy Madison, Franca Bettoia, Mario Petri, Alberto Farnese, Mino Doro, Giulio Marchetti, Sandro Moretti, Ferdinando Poggi, Raf Baldassarre, Isarco Ravaioli, Veriano Ginesi.
---



ArgumentoSandokan, tras la muerte de su nodriza descubre que es el verdadero heredero al reino de sarawak y que su familia fue brutalmente asesinada por los rebeldes con el traidor William Drooks a la cabeza. 
Ahora el bravo pirata Sandokan, que es temido y conocido por 'El Tigre de Malasia' solo tiene una idea en la cabeza: vengar la muerte de su familia y recuperar el trono de Sarawak. Contará con la ayuda de su fiel amigo Yañes y de Tremal-Naik. 
---
Mi opiniónBastante anodina adaptación de la inmortal obra de Emilio Salgari, rutinaria en su realización, falta de chispa en las interpretaciones, salvo en la de la protagonista, y con escenas de acción normalitas.
No es que aburra demasiado, se puede ver, pero mejor que fuera algo más corta, menos de hora y media, pues cansa un poquito su visión. Con hora y cuarto hubiera sido mejor.
Por lo demás, escenas de animalitos corriendo  por ahí insertadas en las débiles escenas propias del film, y escaso interés por las cuitas de sus desangelados personajes.

La fotografía de Bitto Albertini es de calidad, pero, por ejemplo, la música empleada no ayuda nada a dar empaque al film, sino todo lo contrario esta vez. Sucede que es de Carlo Rustichelli, y está insertada de mala manera, y varias veces no deja oír los diálogos, amén de que  no suelen tener nada que ver con las escenas que se están viendo. Demasiada buena música para escenas tan ramplonas.
Ray Danton, que no digo que fuera mal actor, no da ni con mucho el físico que se le pide a un héroe como Sandokán, encarnado en el cine por fortachones como, por ejemplo, Steve Reeves y/o Kabir Bedi. Danton es muy apuesto de cara, pero no luce los músculos a los que estamos acostumbrados ver en el cine en el cuerpo de Sandokanes. Y en cuanto a la presencia de Guy Madison, pues muy secundario, "el amigo del chico", como decíamos decir cuando éramos niños, pero sólo se le puede recordar en este film porque cada vez que sale en pantalla está fumando un cigarro o a punto de llevarse uno a la boca o de sacárselo de ella para comenzar a pelear con los malotes...
En fin, que es una peliculilla, ideal para ver mientras uno/a intenta echar una siestecilla.