domingo, septiembre 25, 2016

FUEGO EN EL MAR (Fuocoammare) (Italia, 2016) Documental, Drama, Social, Político








Director: Gianfranco Rosi
---
Intérpretes PrincipalesDocumental, Pietro Bartolo, Samuele Caruana, Samuele Pucillo, Mattias Cucina, Maria Costa, Maria Signorello, Francesco Mannino, Giuseppe Fragapane, Francesco Paterna.
---



ArgumentoLa isla de Lampedusa es el punto más meridional de Italia, que desde 1990 se ha convertido en un lugar masivo de desembarco de inmigrantes ilegales procedentes de tierras africanas. 
En poco más de 20 años, más de 20.000 personas se han ahogado durante la travesía para alcanzar lo que para muchos supone vía de entrada a Europa, y que les debería permitir escapar de la guerra y el hambre. Samuel vive en la isla, tiene 12 años, va a la escuela, le gusta tirar con la honda e ir de caza. 
Le gustan los juegos de tierra, pese a que todo a su alrededor habla del mar y de los hombres, mujeres y niños que intentan cruzarlo para llegar allí. 
---



Mi opiniónDocumental de Gianfranco Rosi, ganador nada menos que del Oso de Oro en el último Festival Internacional de Cine de Venecia 2016. Asimismo ha conseguido varios premios David Di Donatello en Italia (los equivalentes a nuestros Goyas).
Es un buen trabajo, ya que combina el duro, inclemente, trágico documental sobre la llegada de los inmigrantes de diversos países provenientes sobre todo de tierras africanas, con todo lo que ello supone de dolor, tristeza y muerte, con la vida normal, cotidiana, diaria, de un chaval de 12 años, Samuel, que vive en la Isla de Lampedusa, lugar donde se desarrollan los acontecimientos.
Samuel es un niño fresco, dulce, vivaz, inteligente, hablador, con el que te ríes la mayoría de las ocasiones, con escenas desternillantes, como la conversación con su médico, cuando va a que le reconozca sus problemas de visión y de respiración. Un momento mágico, en verdad chistoso, que no sé si estaba en el guión tal y como ha sido rodado.



Por contra, tenemos la viva tragedia de seres humanos que llegan en pateras o embarcaciones repletas, exhaustos, medio muertos o muertos enteros, heridos, con hambre, miedo y soledad.
El documental es irregular en situaciones, pero muestra claramente un gran problema que no tiene visos de resolverse, antes al contrario, cada día se agrava, entre otras cosas por la cerrazón de los diferentes gobiernos de los países europeos, que comenzaron dando una imagen de solidaridad pero que poco a poco se van volviendo más y más intransigentes y egoístas.