miércoles, septiembre 30, 2015

DEMONS, LES (Canadá, 2015) Drama, Vida normal, Psycho killer




Director: Philippe Lesage
---
Intérpretes PrincipalesÉdouard Tremblay-Grenier, Yannick Gobeil-Dugas, Vassili Schneider, Sarah Mottet, Mathis Thomas, Laurent Lucas, Pascale Bussières, Bénédicte Décary, Pier-Luc Funk.
---
ArgumentoMientras una serie de secuestros de jóvenes tiene lugar en Montreal, Félix, un chico de diez años de edad, termina el colegio en Old Longueuil, una zona residencial de pacífica apariencia. Imaginativo y sensible, 
Félix, como tantos niños, le tiene miedo a todo. 
Poco a poco, los demonios imaginarios de la infancia se confunden con los demonios de una perturbadora realidad.
---



Mi opiniónSobre el papel interesante film donde se reflejan los miedos cotidianos de un niño de diez años, que le perturban y crean inseguridad.
Philippe Lesage, el realizador, narra esta atrayente historia de forma lenta, con ritmo romo, tomándose su tiempo en escenas donde aparentemente al menos no sucede mucho de interés. Hechos y sucesos normales, del día a día, el niño mirando fijamente a su amada profesora (algo normal en un niño, que esté enamorado de su joven y muy bella profesora), o, por ejemplo, el mismo niño nadando (muy requetebién) en la piscina, donde es observado, como hace con los demás niños, por el monitor de la piscina, un joven discreto, que sale con una compañera de trabajo.



Y para mostrarnos estas imágenes y otras, emplea de vez en cuando música clásica, preciosa, de enorme poderío, no sé si para reforzar las imágenes, darle dramatismo, o simplemente porque así no tiene que pagar derechos de autor. Y si no lo sé es porque no pude asistir a al rueda de prensa de la peli...al estar en el cine viendo otro film del Festival de Donostia 2015. El caso es que el empleo de dicha música, aunque suena muy bien, no sé qué función tiene exactamente. 
La fotografía es muy buena, y los niños lo hacen bien, resultando además no sé si irónico o simplemente realista, que la aparición y actuación del verdadero demonio de la película, que existe, no cause impacto en el protagonista, al no enterarse de nada. Sin embargo los demonios imaginarios, interiores, que son falsos a la postre, sí le confunden y le acongojan.
En resumidas cuentas, que es de metraje largo y se hace algo tediosa en ocasiones, no careciendo de interés y con momentos conseguidos como la bromita en el vestuario, o el semi-descubrimiento del "tesoro".
Una cinta que tiene su aquél, pero que no me ha gustado mucho que digamos y por supuesto no me ha convencido pese a la dignidad de su propuesta.