sábado, noviembre 07, 2015

ABORTO CRIMINAL (España, 1973) Social




Director: Ignacio F. Iquino
---
Intérpretes PrincipalesSimón Andreu, Máximo Valverde, Patricia Reed, Jackie Lombard, María Reniu, Silvia Solar, Manuel Zarzo, Emma Cohen.
---



ArgumentoPor diferentes circunstancias, una serie de mujeres se ven obligadas a abortar clandestinamente. 
Entre ellas está Ana, embarazada de un hombre casado, que aborta y se suicida; Menchu, una chica de buena familia que vive al límite; Rosa, una mujer casada y Lola, una prostituta obligada a abortar por su chulo que, al final, se niega a hacerlo. 
A raíz de la muerte de Ana, el inspector Roland investiga la red dedicada a practicar abortos y consigue detener a todas las implicadas y llevarlas a juicio
---



Mi opiniónCoyuntural película de "denuncia" social española, que cuando se estrenó a comienzos de los setenta del siglo XX en España causó verdadera polémica y polvareda, obteniendo, como esperaba el bueno de Ignacio F. Iquino, director y productor de la cinta, un inmenso éxito comercial, que no crítico.
Y que no crítico puesto que es mediocre a más no poder, no aburriendo, eso es cierto, pero más porque, vista en pleno siglo XXI se puede considerar sin exagerar un verdadero documento histórico sobre los comportamientos, moral y político-social de la época en la que se rodó, que ya entonces debería haber sido menos moralista puesto que el régimen de Franco agonizaba. Pero no, es moralista y carpetovetónica a más no poder, causando en algunas escenas algo de vergüenza.
De todas formas es curiosa, sobre todo por la resolución de las tres historias, bueno, el de la prostituta más bien, resultando esta la más interesante y que finaliza de forma "ejemplarizante", mostrando a las mujeres de la época en edad de concebir, que todavía hay esperanza tras quedarse embarazada de forma no deseada.



Momentos como el del juicio, oyéndole al juez su perorata, las vi yo personalmente como algo chusco, con muy bonitas palabras, pero que deberían tomarse como algo fuera de época, lejana y olvidable.
Desgraciadamente, y gracias a, entre otras cosas, al poder político imperante en la España de hoy, comprobamos con vergüenza, miedo y algo de asco, que nos quieren retrotraer a la época de esta cinta y anteriores. Y lo peor es que poco a poco parece que lo están consiguiendo. Pero lucharemos para que la libertad de elección, la libertad en sí, sea más importante en la sociedad que la moral católica-cristiana-religiosa que por cojones parece que nos quieren imponer (y lo digo yo que soy creyente).