sábado, junio 23, 2018

PAGÓ CARA SU MUERTE (E intorno a lui fu morte) (España, Italia; 1969) Spaguetti Western




DirectorLEÓN KLIMOVSKY (1234567, 8)
---
Intérpretes PrincipalesWilliam Bogart (Guglielmo Spoletini) (1), Wayde Preston, Agnès Spaak, Miguel del Castillo, Eduardo Fajardo (123456789101112131415161718, 19), Fernando Sánchez Polack (123456, 7), Pilar Cansino (1), Sydney Chaplin (1, 2), Luis de Tejada, Alberto Gadea (1), Andrea Bosic (1234567, 8), Manuel Tejada (1).
---


ArgumentoForzados a abandonar sus tierras, que fueron vendidas a los Estados Unidos, un grupo de mexicanos se convierten en bandidos. 
Su líder, Rojas, con la ayuda de Trevor, organiza un gran robo. Pero es capturado por el sheriff y es condenado a 20 años de cárcel. 
Amenazando con torturar al hijo de Rojas, Trevor averigua donde está escondido el dinero, sin darse cuenta de que la venganza de Rojas puede ser muy despiadada.
---
Mi comentario

"Cuando la paloma se mete en el nido del gavilán no es el gavilán el que se juega el pellejo"


Aceptable spaguetti, que tiene como su mejor valor la apañada dirección de León Klimovsky, un realizador competente, que sabía, indudablemente, lo que tenía entre manos.
La película comienza francamente bien, con brío y determinación, para poco a poco ser más y más convencional, pero dentro de un tono discreto en cuanto a valores cinematográficos estrictos, pero  honrados y honestos al dar lo que promete: una cinta amena, nada aburrida, con ningún toque de humor, es decir, muy seria, aunque con los consabidos tópicos del simpático (sub) género, amén de resultar bastante previsible, al menos en cuanto al final, que se ve venir de lejos.



Pero tiene algunos felices diálogos (este con cierto humor), como cuando el protagonista le dice a su colega Eduardo Fajardo (en su acostumbrado papel):

"Es mejor un puñado de billetes bajo el colchón que una mujer encima".


Y varias escenas que se salen de lo habitual, como el diálogo entre el padre y el hijo hablando del telégrafo, o la dura escena en la que Fajardo le pega una paliza al protagonista hasta quedarse literalmente sin aliento por el "esfuerzo" realizado. También tiene su fuerza dramática la inclemente travesía por el desierto.
Bien la música de Carlo Savina, muy acertada y un sabor a cine quizás mediocre pero realizado con gusto y digno finalmente.
Agrestes paisajes de Colmenar (Madrid) que dan perfectamente el pego de la frontera con México.
¡Ah, y por cierto! Papel destacado para Fernando Sánchez Polack, en un papel más extenso de los acostumbrado en su filmografía.

No hay comentarios: